Saltar al contenido

Irrigadores dentales

El irrigador dental se ha convertido en un producto crucial con el que cuidar la salud de tus dientes. Cada vez más consumidores se hacen eco de su utilidad y valor. Y por eso queremos explicarte todo lo que tienes que saber al respecto.

Ofertas de Irrigadores Dentales 2022

Marcas de Irrigadores Dentales

¿Qué es un Irrigador Dental?

Es probable que ya lo hayas visto en más de una clínica dental, porque realmente es un aparato muy común dentro de la higiene bucodental. Generalmente, estaba asociado a los profesionales de forma casi exclusiva. Pero en los últimos años su uso se ha extendido y se ha convertido en una pieza clave para tener una dentadura perfectamente limpia.

Es un complemento, en forma de tubo, que envía un chorro de agua bajo presión contra los dientes, para ayudar a eliminar buena parte de los residuos más difíciles que se puedan acumular en ellos.

Con su uso también estimulas la zona del nacimiento de la encía. Y esto ayuda a fortalecerlas, a que elimines las posibles bacterias que se hayan introducido en ellas, y a mejorar su aspecto.

Además, hay una variedad de cabezales entre los que puedes elegir (cada uno de ellos tiene un objetivo específico). Por otro lado, también puedes regular la fuerza o la presión del chorro de agua.

Ahora bien, es importante señalar que no solo existe un tipo de irrigador dental. Puedes encontrar una amplia variedad. Aunque generalmente, el más útil para el usuario medio suele ser el básico. Los otros sí que pueden estar más enfocados al uso por parte de profesionales.

¿Para qué sirve un Irrigador Bucal?

Es otro elemento más que te puede servir para conseguir una buena limpieza en tu dentadura. Aquí tiene varias ventajas que, por ejemplo, un cepillo de dientes no tiene. Vamos a explicártelas:

– Llega a más sitios. El diente es una estructura compleja, y en las juntas es donde más se acumula la suciedad, principalmente porque es el espacio más inaccesible. Las cerdas del cepillo no pueden acceder a todos los espacios, pero el irrigador sí que te ayudará a sanear esas partes.

– Una forma segura de limpieza dental. Se trata de agua y, al poder regular tú mismo la presión, ni el diente ni la encía sufrirán. Y tampoco el esmalte. Por lo tanto, es una manera totalmente segura de higienizar tu boca.

– Se centra mucho en la encía. Por ahí es por donde más enfermedades o problemas bucodentales pueden aparecer. Por lo general, un cepillo de dientes no tiene la capacidad suficiente como para eliminar los residuos o bacterias de esa zona. Y el irrigador sí que puede llegar ahí más fácilmente.

– Complementa perfectamente la limpieza. El irrigador, de por sí, no es suficiente en tu higiene dental. Sencillamente, se trata de una mejora. Por lo tanto, no lo emplees como un sustituto del cepillo de dientes o del hilo dental.

¿Cómo se usan los Irrigadores Bucales?

Esta es una parte importante del proceso, ya que solo si lo empleas correctamente, el irrigador podrá cumplir bien su función.

Lo primero que te recomendamos es que te leas bien las instrucciones que aporta el fabricante, por si ese modelo de irrigador tiene alguna particularidad que haya que tener en cuenta.

Pasos Previos

– Lo primero de todo es completar el cepillado regular de tus dientes. No te olvides de que lo recomendable es que dure al menos dos minutos.

– Seguidamente, te pasas el hilo dental para eliminar los restos de aquellas zonas más inaccesibles.

Conectarlo a una fuente de agua

Esto dependerá en cierta medida del modelo. Los irrigadores portátiles deben conectarse a un grifo o posiblemente al depósito que viene con el aparato.

Recuerda utilizar siempre agua tibia, especialmente si sufres de sensibilidad dental.

Colocación

Coloque la boquilla en la boca, inclinándose sobre el fregadero para evitar salpicaduras en la encimera. Lo mejor es empezar por las muelas, manteniendo el irrigador a poca distancia de los dientes y las encías.

Elija la presión

Según el modelo, puede elegir el nivel de presión antes de encenderlo. Comience con el nivel más bajo y aumente gradualmente la presión.

Siga la línea de la encía

Para asegurar una correcta limpieza de la boca, sigue la línea de las encías de los dientes, teniendo especial cuidado en los espacios interdentales.

Vacíe el depósito

Al finalizar, apague el dispositivo y vacíe el tanque de agua sobrante. Es importante no dejar nunca agua en el tanque, pues podrían proliferar bacterias.

Al acabar, apague el aparato y vacíe el depósito del exceso de agua. Es importante no dejar nunca agua en el depósito, ya que puede provocar la proliferación de bacterias.

Limpie el dispositivo

Limpie el depósito del irrigador después de cada uso para garantizar la higiene.

Te adjuntamos un video donde la clínica dental Dentosalut nos explica la mejor manera de usarlo:

¿Quién debe usarlo?

Al no tener contraindicaciones y al ser un elemento que te ayuda a mejorar tu higiene dental, cualquiera puede y debe utilizarlo. No obstante es especialmente práctico si sufres alguno de estos problemas bucodentales:

– Si tienes ortodoncia. En estos casos es más difícil que nunca eliminar todos los restos de las comidas y el irrigador te ayudará a hacerlo.

– Periodontitis. Como te decíamos, las encías son las grandes beneficiadas del uso de este artilugio. Si tienes sangrado habitual o residuos incrustados en ellas, el irrigador te ayudará a eliminarlos.

– Hipersensibilidad. Puede ser un sustituto excelente del hilo dental si este te produce sangre.

En conclusión, el irrigador dental es una pieza complementaria en tu higiene dental que es muy útil para aliviar posibles enfermedades bucodentales y también para prevenirlas. Como has podido ver, su uso es extensible a cualquier persona, y los beneficios que te aporta no son pocos. Es una manera segura y efectiva de cuidar tus dientes.

Tipos de irrigadores bucales

En el mercado encontrarás tanto modelos eléctricos como modelos portátiles que funcionan con baterías o pilas. Si los agrupáramos por tipos, podríamos distinguir tres:

Irrigadores dentales fijos de sobremesa

Los modelos que funcionan con electricidad y son los más comunes. Los más sencillos dejan ir un buen chorro de agua y los más completos que incorporan un cepillo eléctrico.

Tienen mucha potencia, pero necesitan estar enchufados en todo momento.

Irrigadores bucales portátiles

Son más pequeños que el modelo anterior y suelen tener una batería recargable. Aunque su eficacia y la capacidad del tanque es menor que los de mesa, son tan prácticos que pueden llevarse de viaje.

En el mercado existen modelos de todos los tamaños y funciones con accesorios adicionales para garantizar una perfecta limpieza de los dientes.

Irrigador dental de grifo sin motor

Este modelo no tiene depósito, por lo que debe estar conectado al grifo para funcionar. Su principal desventaja es que, al tener que estar conectado al grifo para funcionar, es más probable que acumule gérmenes y bacterias, por lo que requerirá limpiarse más a fondo.

Ventajas y desventajas del uso de irrigadores bucales

Optimizar la limpieza bucal diaria es, sin duda, la mayor ventaja de utilizar un irrigador. A continuación, encontrará todas las ventajas y desventajas de estos aparatos:

Ventajas

  • Garantiza una limpieza más profunda, mejorando la salud de los dientes y las encías.
  • Ayuda a reducir el sarro y a prevenir las enfermedades.
  • Los dientes suelen quedar más blancos después de la limpieza.
  • Reduce el mal aliento.
  • Hay muchos modelos, tanto fijos como portátiles.
  • Fácil de usar.

Desventajas

  • Los irrigadores profesionales no son baratos, pudiendo tardar bastante en amortizarlo.
  • Los modelos de gama alta requieren de mucho espacio.
  • Los modelos portátiles se descargan fácilmente y cada recarga supone un gasto adicional.
  • Los irrigadores más económicos no ofrecen resultados óptimos.
  • Para las personas que tienen sensibilidad dental, pueden ser algo incómodas de usar.

Decidir qué regador comprar

La elección del modelo adecuado puede ser complicada, ya que no hay que fiarse sólo de las opiniones de los usuarios a la hora de comprar un irrigador dental.

Debe tener en cuenta y evaluar sus propias necesidades específicas para adquirir una que las satisfaga y le garantice una limpieza completa. En esta sección, hemos preparado algunos criterios de compra que le servirán de guía para elegir la mejor opción:

Modo de uso

El primer punto de la guía es como se puede usar, es decir, el tipo de fuente de alimentación.

Recuerde que algunos modelos necesitarán una conexión permanente a la red eléctrica para funcionar, mientras que los modelos recargables necesitarán ser recargados o cambiar la batería de vez en cuando (esto dependerá de su uso y de la potencia del chorro).

Modos de limpieza

Dependiendo del modelo, encontrará 2 tipos de modos de limpieza:

Chorro único: Es la modalidad más común en los irrigadores dentales más económicos. Libera un chorro de agua que elimina los alimentos atrapados entre los dientes, ayudando a combatir la placa y a eliminar el sarro.
Chorro de aire y agua: Se trata de un compuesto de microburbujas de aire y agua, mucho más fuerte que el anterior y que se utiliza para mejorar la salud de las encías y también para eliminar las bacterias.
Presión del agua
Hay que tener en cuenta que no todos los irrigadores dentales tienen una presión de agua ajustable. Y este es un detalle muy importante a tener en cuenta.

  • Chorro único: Es la modalidad más común en los irrigadores dentales más económicos. Libera un chorro de agua que elimina los alimentos atrapados entre los dientes, ayudando a combatir la placa y a eliminar el sarro.
  • Chorro de aire y agua: Se trata de un compuesto de microburbujas de aire y agua, mucho más fuerte que el anterior y que se utiliza para mejorar la salud de las encías y también para eliminar las bacterias.

Presión del agua

Hay que tener en cuenta que no todos los irrigadores dentales tienen una presión de agua ajustable. Y este es un detalle muy importante a señalar.

Las necesidades de cada persona son diferentes y requerirán una intensidad distinta. Por ejemplo, si tiene encías sensibles o implantes, se recomienda un masaje suave, mientras que si tiene huecos entre los dientes, necesitará más presión.

Accesorios

En lugar de pensar en la «cantidad», piensa más en «el uso que puedes hacer de ellos». Es decir, no elijas el irrigador que venga con más accesorios, sino el que tenga los que vas a utilizar y que sean realmente útiles para una perfecta higiene bucal.

Seguridad contra el sobrecalentamiento

Una medida que incluye modelos de la más alta calidad y que debes valorar porque te ayudará a evitar accidentes.

Los mejores irrigadores bucales del mercado

En esta sección hemos recopilado los mejores modelos según la valoración de los usuarios online, teniendo en cuenta el precio, las características y las funciones.

Irrigador dental Waterpik

Uno de los modelos más completos del mercado, bajo el sello de una de las marcas más prestigiosas en higiene bucal: Waterpik.

Es un 50% más pequeños que otros irrigadores de sobremesa de la marca, con las siguientes características:

Es un 50% más pequeño que otros regadores de sobremesa de esta marca y tiene las siguientes características:

  • Dimensiones: 17x8x12 cm.
  • Color: Blanco.
  • Sistema de energía: Eléctrico.
  • Depósito de 400 ml.
  • Sistema de ajuste de la presión en tres posiciones.
  • Sus accesorios giran 360º.
  • Incluye una funda de transporte, por lo que es ideal para viajar.

Además, se pueden adquirir boquillas especiales para limpiar implantes, bolsas periodontales o coronas, según sus necesidades.

Irrigador Oral-B

Si le preocupa tu salud bucodental, este combo es justo lo que necesitas para asegurar un estado sano en el conjunto de tu boca: dientes y encías.

  • Dimensiones: 10x11x12 cm.
  • Peso: 1.52 kilogramos.
  • Conexión Bluetooth.
  • 1 sistema de limpieza Oxyjet.
  • 1 cepillo eléctrico.
  • 5 cabezales de cepillo intercambiables.
  • 4 cabezales Oxyjeet.

El modelo fijo más completo, que ofrece todas las funciones de un irrigador además de un potente cepillo eléctrico. Su principal desventaja es que no está diseñado para viajar.

Irrigador bucal TONGYONG

Si busca un irrigador dental económico que sólo se utilice para eliminar los restos de comida y el sarro, el irrigador TONGYONG es ideal.

  • Dimensiones: 25×12.2×9.2
  • Peso: 570 gramos.
  • 5 modos de uso.
  • 6 boquillas con diferentes funciones.
  • Boquilla giratoria 360º para limpiar en todas direcciones.
  • 5 niveles para agujas de las boquillas.
  • Depósito de agua con una capacidad de 300 ml.

Un modelo asequible para todos los bolsillos, con un gran inconveniente: no tiene la misma potencia que el resto de la lista.

Irrigador Mornwell

Un modelo que se puede comprar en tres colores diferentes, con gran calidad y muy buenas prestaciones para un precio tan económico:

  • Tamaño: 21.3×10.5×7.3 cm.
  • Peso: 290 gramos.
  • Colores: Blanco, negro y verde.
  • Volumen del depósito: 200 mililitros.
  • Fuente de alimentación: Batería recargable-Cable eléctrico.

Este modelo utiliza una nueva y exclusiva tecnología de pulsación que ayuda a garantizar una mejor limpieza de cada rincón de la boca. Tiene cuatro modos de limpieza y cuatro tipos de boquillas.

Además, viene con un pequeño maletín de transporte para que puedas llevarlo contigo cuando viajes. Otra gran ventaja es que puede funcionar tanto con la red eléctrica como de forma autónoma gracias a su batería de litio recargable.

Irrigador dental profesional Apiker

Un modelo de sobremesa muy económico y con muchos usos para mantener la boca en excelentes condiciones:

  • Dimensiones: 21.7.6×11.5 cm
  • Peso: 900 gramos.
  • Fuente alimentación: Pila de litio.
  • 10 tipos de presión de agua.
  • 8 tipos de boquillas para hacer frente a cada tipo de boca.
  • Capacidad del depósito: 600 mililitros.

La mayor desventaja de este modelo es que puede ser un poco incómodo de llevar. Y como utiliza una batería, tendrás que sustituirla con frecuencia.

¿Existe alguna alternativa a los irrigadores dentales?

Como ya te habrás dado cuenta, los irrigadores son una gran alternativa a la limpieza profunda de la boca en casa.

La única alternativa a este pequeño aparato es acudir a su dentista, que utilizará un irrigador bucal profesional. Conseguirá una limpieza más profunda, pero supondrá un gasto considerable para su bolsillo.

Lo mejor es tomarse el tiempo necesario para elegir el modelo que mejor se adapte a su presupuesto y satisfaga todas sus necesidades.

Preguntas frecuentes

¿Cuántas veces al día se puede usar el irrigador dental?

Se recomienda utilizarlo después de cada comida para asegurarse de que elimina los restos que puedan quedar en los dientes.

Es importante no utilizarlo durante más de 5 minutos seguidos, ya que puede dañar los dientes.

¿Un irrigador bucal puede servir para eliminar manchas en los dientes?

Puede utilizarse para eliminar pequeñas manchas causadas por los alimentos, ayudando a blanquear los dientes.

Sin embargo, no puede eliminar las manchas de café o de tabaco. Las reducirá, pero no las hará desaparecer.

Si tengo empastes o implantes, ¿qué tipo de irrigador dental debo escoger?

Uno que no sea demasiado fuerte, ya que un chorro demasiado fuerte puede debilitar el empaste.

¿Es importante que el irrigador tenga muchos accesorios?

A la hora de comprar un irrigador dental, no pienses en el número de accesorios que trae, sino en el uso que le vas a dar. Cuanto mayor sea el número de accesorios, mayor será el precio.

También te puede interesar:

  • En esta tienda de lámparas encontrarás todo tipo de iluminación para tu casa u oficina: moderna, vintage o de diseño.